Thursday, June 29, 2006
Lo protagonizó Lorena cuando el reloj marcó 6:45 AM
Lo cierto es que a veces, más que conejo parezco perro (por no decir perra jeje) cuándo tengo a la mano a una persona que puedo tocar y manípular físicamente lo primero que hago es olfatearla...mi hijo es presa de mi olfateo contínuo, y creo que no queda parte alguna de su cuerpo de la que no me haya robado yo, un poco de perfume, y obviamente es el más delicioso! sería magnífico poder enfrascarlo SERIA ESPLENDIDO...no tengo dote alguno con la química lo que me lo imposibilita.
Podría reconocer a mi hijo dentro del mismo infierno solo con olfatearlo, es inevitable...me pasa también con otras personas...
Con la mayoría de las personas que están a mi lado no existe la confianza suficiente como para olfatearlos...porque generalmente empiezo por los hombros o el cuello...lo que da cierta connotación sexual que no pretendo, pero que no se puede evitar...lo que es triste en mi caso, por otro lado la mayoría de la gente pensaría que estoy completamente loca, lo que no me molesta porque estoy acostumbrada, pero muchos harían por meterme a un manicomio, lo que no disfrutaría...mucha gente no es olfateable o digna de olfatear, no se me da por...digamos.
Mucha gente muy digna de olfatear, en cambio, por uno de los impedimentos mencionados anteriormente, es inolfateable, si es que la palabra existe...a veces sencillamente me tengo que quedar con las ganas...me gusta marcar bien mi territorio, y poder reconocer a la gente que quiero aún cuando esté oscuro, aún cuando no pueda ver, aún cuando esté en el infierno...
Por eso la novela ¨El Perfume¨se me hizo tan personal, la manera en que describen los aromas, y solo con ellos se nos crea una imagen de la gente, de la cuidad, que en este caso es, definitivamente otro personaje, uno de los principales de la novela de hecho, un Paris pestilente, un Paris en donde reina la porquería, la corrupción en sus comienzos...un Paris repugnante y a la vez tan atractivo, tan humano...tan ANIMAL como el instinto.
El personaje principal, es descrito a medias, pero uno se lleva una imagen REALMENTE clara y bien dibujada de él, EN MEDIO DE UNA CIUDAD DONDE TODO APESTABA este ¨hombre¨, NO OLIA A NADA EL LO ABSOLUTO...lo que hace que se lo conciba como un ser sin alma, sin esencia...pero a la vez 100% instintivo y animal...depredador incluso.
Lo que más me sorprendió es cómo en todo el libro no hay ninguna descripción física concreta del individuo mas con describir los olores, los aromas, se logra crear una imagen visual...incluso un sabor, de el relato, para mi, es sencillamente fantástico, claro que, dada mi fijación en el sentido del olfato...se explica que lo sea ACENTUADAMENTE.
Es como cuando alguien dice que algo sabe a cucaracha aún sin haberla comido, nunca hemos comido una cucaracha (al menos eso espero de todo corazón) cómo podemos decir que algo sabe a cucaracha? pues porque la cucaracha tiene un olor que en el momento, parece imperceptible...pero si realmente nos concentramos en el sentido del olfato, notaremos un olor VISCOSO, DULZON...que es lo que nos parece percibir cuándo algo ¨sabe a cucaracha¨...
Es curioso todo el tema, lo poderoso del sentido del olfato, en el ejemplo del café puede resultar realmente sorprendente, analizándolo (para variar) saber que el café no tiene sabor alguno, que no es amargo, que no es dulce, que sabe como a agua LIGERAMENTE más cargada de un NOSEQUE, pero que es el OLOR, EL PERFUME lo que le da el sabor, el aroma es lo que nos causa el gusto...me parece simplemente maravilloso....
Yo seguiré olfateando a mi hijo...seguiré oliendo a esa gente que se acerca y se deja...y la reconoceré aún ciega, y recordaré su perfume y me haré una imagen de ella, talvez un poco fantástica, y podré saborearla...usaré mi imaginación limitada para pensar en el aroma de aquella gente que me muero por olfatear pero, si lo hago, pensarían que estoy loca o que soy desubicada o puta...que más da, vivo en este mundo y me tengo que adaptar...aunque no deja de ser para mi una regla bastante estúpida.
 



9 coments


At 7:29 AM, Blogger Lorena

Leo lo que escribo y me parece, a mi misma, bastante loco, pero es la realidad o lo que se parece a ella, cuando era niña tenía una almohada sin la que no podía dormir...la llamaba LA ALMOHADA DE OLER...metía la mano en el forro y olía mi propia mano a través de la tela...me olfateaba a mi misma disfrazándolo con un pedazo de tela ultrafina, lo que es curiosísimo...de todas formas esto del olfato es algo que tengo que reprimir también...como morder el jabón.

 

At 8:05 AM, Blogger Materia Invisible

Los recuerdos “olorosos” más fuertes vienen de mi infancia, donde estaba conociendo el mundo por medio del tacto, miradas y olores. Hasta ahora me acuerdo del olor del pastel de navidad de mi abuelita, o el olor de las flores con las cuales improvisaba una sopa, o el olor que queda en el ambiente después de una fuerte tormenta...

 

At 8:18 AM, Blogger Lorena

Sii EL OLOR DE LA LLUVIA EXTINGUIENDOSE ES IRRESISTIBLE, FABULOSO!!! no sé si será un mal de vivir en este puerto perdido...

 

At 1:45 PM, Anonymous xena

Me gusta oler ,en cuestion de personas, solo a mi novia, me gusta su aroma, hay veces que se queda por dìas en mi almohada.

 

At 8:27 PM, Blogger Hiscariotte

Personalmente estoy entre los que consideran que el libro de Suskind está sobrevalorado, pero sí es entretenido, sobre todo lo de la orgía al final.

Cada mujer tiene su olor particular, aunque dos usen el mismo perfume. Y el olor de la lluvia es diferente en la costa y en la sierra; cada uno tiene su encanto particular.

Saludos, y gracias por el link.

 

At 8:44 PM, Blogger Lorena

Me imagine que podia haber gente que pensara que estaba sobrevalorado pero, en lo particular me gusto, en todo caso creo que, como digo en el post, me gusta especialmente por la fijacion en lo olfativo

 

At 5:36 AM, Blogger AuraVioleta

No me parece que estés loca por eso, solo que los genes "canísticos" los tienes más desarrollados.
A mí también me gusta mucho oler a la gente...y no me gustan mucho los perfumes, que enmascaran el olor.

 

At 8:56 AM, Blogger Lorena

Yo digo lo mismo de los perfumes pero si me gustaría envasar en olor de cierta gente...
Por otro lado igual si me gusta que los perfumes para que se mezclen con mi piel porque no todos los perfumes huelen igual en todo el mundo...

 

At 10:15 PM, Blogger el Jugular

me enamoré de ti