Friday, October 30, 2009
Lo protagonizó Lorena cuando el reloj marcó 5:54 PM

Uno siempre vuelve sobre sus mismos pasos, aunque el panorama general parezca haber cambiado. Aceptar y amigarse con las patologías propias o luchar contra ellas, modificando la acción, cambiando la tendencia y muchas veces entorpeciendo el fluir de las cosas, aunque enfermas, para al final volver a caer en el mismo enredo, el mismo meollo con diferentes actores, diferentes promesas, diferentes estados y humores. Al final uno no es más que una reproducción de la misma catástrofe una y otra vez, y se tiende miles de trampas que se va encontrando en el camino y si acaso puede fingirse sorprendido se alivia, porque no hay ningún lugar como casa.
Modificarlo todo de un día, cambiar de forma, es lo mismo que amanecer convertido en una cucaracha, ser muerto por tu propio padre a manzanazos, y sentir que la vergüenza te sobrevivirá.
 



3 coments


At 7:51 AM, Blogger So

zapatos de rubí? eso podría ser añoranza de casa, pero chocarlos nunca es suficiente.
Al final somos la reproduccion de la misma catastofe, un play, rewind, and play suscesivos. Una suma de repeticiones.

 

At 6:40 AM, Blogger Efren (a.k.a. Ludovico)

Hay que saber reinventarnos, cada vez, cada momento necesario, en cada sonrisa...

 

At 5:59 PM, Blogger Lorena

Hola chicos, qué bueno verlos por acá. Cero de añoranza! Creo que tiene que ver más bien con el final de los ciclos que uno siempre vuelve al mismo lugar, que siempre se es el mismo ante el espejo. Eso de reinventarse puede ser divertido, aún cuando no creo en el cambio y no digo con esto que no creo que se pueda variar, pero en el fondo, no creo que sea posible la metamorfosis. Es como medio invasivo a mi parecer.
Besos!